El Paraiso

De Ribadeo al cielo

viernes, 13 de marzo de 2009

Los mercados en Ribadeo































Uno de los recuerdos que tengo de niño en los días de mercado de Ribadeo era el sonido de la música del acordeón que tocaba el ciego sentado en la escalera de entrada de la Iglesia de la Orden Tercera y acompañado de su esposa una señora de un peso considerable, unas melodías a cambio de la voluntad.
Sin lugar a dudas, eran otros tiempos, tiempos en los que los mercados de villas, pueblos y ciudades eran imprescindibles y por lo tanto brillaban con todo su esplendor.
En Ribadeo eran días de mercado miércoles y domingos, el de los domingos ya hace mucho tiempo que pasaron a la historia y el de los miércoles es bastante flojo en invierno, resultando más animado en los meses de verano meses en los que aumentan los habitantes de toda la zona
Últimamente el mercado de los miércoles esta pasando por una crisis importante a causa de desacuerdos entre los vendedores ambulantes y el Ayuntamiento. Ya van unas cuantas semanas en las que el mercado brilla por su ausencia. O mejor dicho por la ausencia de vendedores.
Desde hace aproximadamente dos años se esta intentando recuperar el mercado de los domingos de momento como mercadillo de productos de la huerta, pan, embutidos, quesos y poco mas, en verano se celebra todos los domingos y en invierno el segundo domingo de cada mes, en este ultimo mercado del mes de Marzo conté seis puestos la verdad muy poca cosa. Como los organizadores responsables de este mercado no piensen en algo que atraiga mas publico no se que será de el en un futuro próximo.
Quizás si se complementara con un rastrillo popular en el que cualquier persona que lo desee pueda vender lo que le sobre por casa, despertaría más interés y aumentaría el número de visitantes. Esto no es más que una idea,
que incluso en estos tiempos de crisis no vendría nada mal.
Seria una lastima que los mercados desaparecieran y que quedaran solamente en recuerdos. Así que haber si tenemos suerte y los políticos locales y vendedores se ponen de acuerdo y el mercado vuelve a ser lo que era.

No hay comentarios: