El Paraiso

De Ribadeo al cielo

jueves, 29 de octubre de 2009

Recordando







Con cierta asiduidad suelo dar un paseo por la carretera del cementerio y aprovechar para pasar por el Camposanto y hacer la visita a familiares y amigos que ya reposan en el., también suelo visitar algunas sepulturas que aunque no tienen nada que ver con migo ni con mi familia siempre me llamaron la atención por algún motivo o circunstancia que hace que me fije mas en ellas.
Como esta ya finalizando el mes de octubre y se acerca la festividad de fieles difuntos y de todos los Santos, el sábado pasado fui a recoger los cacharros de las flores y de paso hacer las visitas de rigor, y como de costumbre me pare unos instantes delante de la siempre reluciente tumba de Susan Margaret Barlow esta es una de las tumbas en las que suelo pararme ya que me llama la atención por estar cuidada, limpia y adornada con flores ,tratándose de alguien que en principio no tenia ningún lazo ni familiar ni de otro tipo con la villa. Susan Margaret Barlow esta enterrada en Ribadeo de pura casualidad ella llego a Ribadeo a finales del verano del año 1.976 estaba de vacaciones por la zona, tenia tan solo 33 años y por desgracia fue brutalmente asesinada cuando estaba disfrutando en la playa de los Castros., estuvo un día mas o menos desaparecida hasta que fue encontrada por la Guardia Civil en el interior de la cueva conocida como “Ollo do Bocadin”, semienterrada en la arena ,una vez efectuadas las diligencias oportunas fue enterrada en Ribadeo y desde entonces reposa en el Camposanto de la villa.
Con relación a este suceso fue detenido un hombre joven (34 años) de la zona de Mondoñedo, que fue juzgado y encontrado culpable y finalmente condenado a 15 años de prisión..
Yo por aquel entonces contaba con 17 años siempre fui a la playa de los Castros y conozco bien la cueva una cueva de 15 metros aproximadamente en la que solía entrar muchas veces y quizás por eso es por lo que recuerdo con mucha claridad estos hechos tristes que forman parte de la historia negra de nuestra querida villa.
Ya que estamos casi en la festividad de Difuntos quiero con estas letras recordar a esta persona, prácticamente anónima para la mayoría de los ribadenses, y que por circunstancias de la vida paso a formar parle de la historia de la villa.Que en Paz descanse.