El Paraiso

De Ribadeo al cielo

viernes, 24 de septiembre de 2010

Las Clarisas de Ribadeo






Ya hace algún tiempo que tenía ganas de dedicar una entrada del blog al convento de las Clarisas, convento que tanto su edificio como sus habitantes las monjas de clausura también forman parte importante de nuestro querido Ribadeo.
Seria prácticamente imposible imaginarnos un Ribadeo sin el Convento de Santa Clara y sobre todo sin las muy queridas Hermanas Clarisas, algunas de ellas incluso naturales de la villa.
El convento es de origen medieval, y parece ser que primeramente fue un beaterio o retiro de damas devotas, la transformación del beaterio en convento sucedió durante el siglo XV, las primeras monjas que lo habitaron procedían parece ser de Oviedo.
En la parte superior de la puerta de entrada se puede leer una inscripción que se corresponde con las palabras que Santa Clara mando poner a la puerta de su monasterio que dice:
Haec Est Domus Paupertatis que traducido quiere decir esta es la casa de la pobreza.
En el año de 1.544 el día 12 de agosto festividad de Santa Clara se propago un importante incendio que estuvo a punto de devorar el convento pero por suerte o quizás por milagro se logro sofocar el fuego devastador y con el tiempo reconstruir el edificio. El interior de la iglesia sigue conservando casi toda su estructura original.
Cuando paso por delante de sus puertas o entro dentro del despacho a comprar algún postre se me vienen a la cabeza aquella copla que cantaba Carlos Cano que decía algo así .-Alacena de las monjas que me dan gloria bendita…..- Y también me parece percibir en la nariz, un montón de aromas cargados de recuerdos de infancia y juventud, olor a empanada de maragota, de longueirons de bonito o tocinillos de Cielo, estupendas viandas que mi abuela paterna o mi padre les encargaban, porque hace años solo trabajaban por encargo ,y se recogían los encargos a través de un torno de madera que estaba en la primera planta del edificio y que los niños veíamos girar esperando ver lo que traía .
Primero se tocaba el timbre que de aquella era una campanilla y cuando te contestaban se saludaba con un- Ave María Purísima- a lo que contestaban el correspondiente -Sin pecado concebida-, hoy en día con el despacho al publico se fue perdiendo esta costumbre.
Lo cierto es que aunque el tiempo pasa y todo va cambiando poco a poco, lo que no cambia es la calidad de los productos que salen de los obradores y hornos que estas queridas vecinas elaboran entre oración y oración con todo el cariño del mundo y los ponen a nuestra disposición en su despacho de venta de dulces, en la actualidad el convento cuenta con una prestigiosa repostería resaltando los postres elaborados con almendra.
Esperemos que sigan durante muchos años las Hermanas Clarisas elaborando estos genuinos pedacitos de cielo que son unos verdaderos regalos para nuestros paladares.

5 comentarios:

Transi dijo...

Muy buen artículo Pa-Xu, el convento en Zamora donde está la Virgen del Tránsito también es de Clarisas y hasta hace unos años en que estuve allí aún funcionaban con torno.
Con tu entrañable relato, me ha llegado el olor hasta aquí.
Un abrazo.

PA-XU dijo...

Gracias Transi
Tu siempre tan amable, gracias.

Belén Pérez dijo...

Excelente documentación ..... mi enhorabuena, y adjunto enlace para visita virtual al mismo. Saludos.

http://www.turgalicia.es/FOTOS/IMAGENES/FLASH/ARQUITECTURARELIGIOSA/vr_14_santaclara/index_G.html

PA-XU dijo...

Muchas gracias Belen, por el comentario y por el enlace, muy interesante.

PA-XU dijo...

Muchas gracias Belen, por el comentario y por el enlace, muy interesante.